SAN CRISTOBAL

Nombre del conflicto

Minera San Cristobal afecta fuentes de agua de comunidades

Nombre del proyecto minero

Empresa Minera San Cristobal - Sumitomo Corporation

Descripción del proyecto implicado

Minera San Cristóbal S.A. (MSC), sociedad anónima formada y constituida en Bolivia, Apex Silver y MSC fueron creadas en el año 1993 con el objetivo de explorar y desarrollar yacimientos de plata en todo el mundo, siendo el proyecto San Cristóbal el más importante que esta empresa tiene hasta ahora.

1994: Se constituye la empresa Andean Silver Corporation que se asocia con la nacional MINTEC.

1996: Se funda Apex Silver Mines Limited y se inician primeros trabajos

1999: Se inaugura el nuevo pueblo de San Cristóbal y la población es reubicada (incluyendo la Iglesia ‐ Momumento Nacional).

Estudio de

2000: Se constituye la empresa Minera San Cristóbal S A y

Se constituye la empresa Minera San Cristóbal S. A. y obtiene todas las concesiones del distrito

2006: Sumitomo Corporation adquiere el 35% de las acciones de la MSC en una transacción con el socio mayoritario Apex Silver Mines Ltd.

2009: Sumitomo Corporation obtiene el 100% de las acciones.

La Mina San Cristóbal es una operación a cielo abierto de gran envergadura.

Se ha proyectado que MSC extraerá en última instancia alrededor de 240 millones de toneladas de mineral de plata- zinc – Plomo de una mina de tajo abierto que tendrá un area aproximadas de 1,6 Km por 1,3 Km. Se desconoce aun la profundidad final.

Es una operación con el uso entre 150 a 500 gramos de cianuro por tonelada métrica tratada. Si se trata de 40.000 toneladas día con un uso de 150 gramos por toneladas, en un dia se usan 6.000,000 gramos de cianuro por día.

Por sus dimensiones, el uso de agua es realmente significativo. Se han construido un campo de pozos, bombas, tuberías e instalaciones de almacenamiento de agua con la finalidad de abastecer de 42.000 a 50.000 metros cúbicos de agua subterránea día para todo el procesamiento de minerales que continuara por aproximadamente 20 años y hasta podrían incrementarse.

Descripción del conflicto (problemas demandas)

La empresa Minera San Cristóbal (MSC) ha comenzado a producir durante el 2007 plomo y plata. La empresa debió relocalizar a la comunidad de San Cristóbal construyendo un nuevo pueblo con la misma denominación pero a varios kilómetros de la operación minera. Este reasentamiento no estuvo libre de polémicas y conflictos con las comunidades reasentadas. Los conflictos generados fueron resueltos por la empresa mediante el ofrecimiento de proyectos de desarrollo y compensaciones económicas ademas del ofrecimiento de fuentes de empleo. Otras comunidades mas distantes de la operación minera y reunida en la FRUTCAS (Federación Regional Única de Trabajadores y Campesinos del Altiplano Sur) han denunciado los posibles impactos del uso de las aguas subterráneas para las faenas mineras. 10 pozos para la extracción de agua permitirán a la empresa usar un promedio de 600 litros por segundo, poniendo en riesgo las aguas de las comunidades campesinas reunidas en la FRUTCAS.

Los campesinos estiman que durante la operación de la mina, el nivel de las napas freáticas bajara lo suficiente para afectar las actividades agrícolas que dependen de vertientes y afloramientos de agua. También el agua para consumo humano se pondrá en riesgo por la extracción hídrica para las faenas mineras. Una lucha anterior desarrollada por FRUCAS impidió la exportación de las aguas subtrerraneas de la zona a Chile, principalmente para las actividades mineras en ese país. El desafío es evaluar el impacto del uso de las aguas por MSC en las actividades agrícolas. FRUCAS no confía en los estudios hidrogeológicos de MSC. Además durante el poco tiempo de funcionamiento de las faenas mineras se han producido derrames de relaves mineros sin que los impactos hayan sido evaluados con participación de las comunidades. Cabe mencionar que a inicios de la producción este tipo de accidentes son un indicador de la irresponsabilidad ambiental de la empresa y hace suponer que estos accidentes se acentuarán una vez que la empresa llegue a su nivel de producción máximo.

Otro reclamo de las comunidades tiene que ver con el incremento de polvo en toda el area circundante y que no esta directamente dentro del area de influencia de la empresa minera.

El carácter no sostenible de la extracción de aguas subterráneas por la Minera San Cristóbal, es un tema que durante los últimos años las comunidades del Sud Oeste Potosino vienen exigiendo esclarecer al Estado, no solo con base a sus percepciones sobre la desaparición inicial de vertientes y "ojos de agua", sino también aportando información técnica recabada en instancias gubernamentales como el SERGEOTECMIN o estudios independientes, que sin embargo parecen no lograr generar la suficiente preocupación del Estado en procura de realizar esfuerzos serios por realizar evaluaciones técnicas independientes de la empresa minera.

Inicio del daño

El daño se inicia el año 1996 con la reubicación del pueblo y el emplazamiento de la empresa minera.

Inicio del conflicto

El conflicto se da el año 2007 con denuncias sobre impactos en el recurso agua.

Ubicación

El Proyecto San Cristóbal está localizado en el cantón San Cristóbal del Municipio de Colcha K, primera sección de la provincia Nor Lípez del Departamento de Potosí.

Comunidades afectadas

San Cristobal, Kulpina K y 16 comunidades mas.

Acciones realizadas

Entre los años 1995 y 1998 se realizo el proceso de negociación y traslado del pueblo.

El año 2001 debido al agotamiento de las aguas subterráneas en sus zonas por la extracción intensiva de pozos profundos, la FRUTCAS promovió la resistencia a la exportación de aguas a Chile, que culminó con la ley 2704, que prohíbe expresamente la comercialización y exportación del recurso, "debiendo ser utilizadas exclusivamente en proyectos de desarrollo de la región"

En relación a San Cristóbal, desde fines de los 90's, las organizaciones campesinas han estado realizando seguimiento a las actividades mineras, y desde hace seis años, la FRUTCAS ha mostrado las dudas, sospechas y evidencias acerca de los riesgos e impactos ambientales producidos por la magnitud y escala de la explotación a cielo abierto, particularmente sobre los recursos hídricos de la región, y ha demandado al gobierno y la empresa, mayores estudios y evaluaciones que permitan una información más precisa.

El año 2007 se evidencio la desaparición de de algunas fuentes de agua que fueron cubiertas por los desmontes en inicios de la operación minera.

El año 2009 se contrata a un especialista el Dr. Robert Morán, quien revisa toda la información generada por la empresa San Cristobal, para evaluar los impactos relativo al agua de la mina mas grande de zinc, plata y plomo en el altiplano muy seco del sud oeste de Bolivia, donde ha confirmado sospechas expresadas previamente por las organizaciones sociales y académicos bolivianos respecto a esta explotación a cielo abierto, los acuíferos subterráneos están conectados con las fuentes superficiales y no son recargados por la escasa lluvia, por tanto durante muchas décadas luego de la explotación de la mina, no será posible otros usos, señala el informe.

Muchos manantiales y humedales locales y regionales, así como los flujos de aguas superficiales locales serán reducidos o se secarán producto del bombeo durante estos años, por parte de la empresa, reduciendo por tanto los ingresos de agua al salar de Uyuni. Por otro lado, los químicos y sedimentos contaminados depositados en el fondo de la laguna de Wila Q'ara provocarán contaminación de largo plazo, dado que el fondo no es absolutamente impermeable.

El 2009 se intenta criminalizar la protesta social de 15 ex trabajores comunarios, luego de la transferencia de Minera San Cristóbal de Apex Silver a Sumitomo, a inicio de 2009, los nuevos responsables de Minera San Cristóbal absorbieron a algunas de las empresas contratistas, como la empresa de servicios Washington, en este caso concreto, en la que estos compañeros prestaban servicios, planteándoles nuevos contratos en condiciones peores de las que tenían antes, empujándolos a la renuncia. Los afectados paralizaron por un día los trabajos de la minera; pues consideraban que si la empresa no cumplía sus compromisos ellos tampoco tenían ya razón para cumplir sus condicionamientos. En represalia, la empresa siguió una campaña de amedrentamiento y acecho emitiendo citaciones fiscales con acusaciones penales, empezando por quienes considera encabezaron el movimiento haciendo citar a uno de ellos a la fiscalía de Uyuni y anunciando citaciones para el resto en caso de persistir en su protesta social.

El año 2010 campesinos bloquean la via ferrea de la minera San Cristobal exigiendo varios proyectos a los ejecutivos de la transnacional y otras de competencia departamental.

Demando de los ejecutivos de la Minera San Cristóbal, el asfaltado a la población del mismo nombre bajo la responsabilidad de la empresa, así como encarar la mejora del tramo hacia el Hito 60 y otros tramos viales de la región.

Situación actual del conflicto

Con el Estudio de Robert Moran, las comunidades continúan haciendo denuncias a las autoridades sobre los impactos negativos en el agua y la afectación a las comunidades, sin resultados.

Parece que en el tema minero, la voz de las comunidades aún no logra ser escuchada, a pesar de que se trata de defender principios que se plasmaron como parte del movimiento de defensa del agua, que constituyo uno de los pilares del proceso que confluyo en la asunción del gobierno de "cambio".