CON PARTICIPACION Y DINAMISMO INICIÓ EL PRIMER MODULO DE LA ESCUELA DE CONFLICTOS

Setenta personas en su mayoría mujeres con características de liderazgo como ser autoridades originarias, secretarias generales de sus comunidades, jueces de agua, ex autoridades y lideres comprometidos con la defensa de los recursos naturales, y que representan a diez comunidades que atraviesan conflictos con empresas mineras, participan del proceso de formación y capacitación en la escuela de conflictos para el ejercicio de los Derechos Colectivos y la Justicia de Género.

El primer modulo se desarrolló en la ciudad de Oruro, inició con dos sesiones el 25 y 26 de abril, incorporando metodologías y técnicas de educación popular permitiendo una amplia participación, el análisis y la discusión sobre temas como extractivismo minero, dependencia, género y los impactos de la minería en las condiciones de vida de las mujeres.

El acto de inauguración estuvo a cargo de representantes de Vitichi, Antequera, Challapata, la comisión de industrias extractivas del Conamaq y la Jiliri Apu Mama Gabina Coro y el Jiliri Apu Mallku del Conamaq Tata Felix Becerra quien enfatizo: "No se trata de talleres sino mas bien de un proceso de formación permanente que debemos aprovechar todos los que estamos participando porque obtendremos conocimientos técnicos y legales para defender a la Madre Tierra, a nuestro territorio, los recursos naturales y sobre todo el agua que es vida".

"Hay mucho interés de las y los participantes ya que actualmente sus comunidades sufren los impactos sociales y ambientales de la minería, es un proceso del que forman parte representantes de comunidades de los departamentos de Oruro, Potosí, La Paz y Cochabamba, pero a la vez participan comunidades y organizaciones que no tienen ni quieren actividad minera en su comunidad. La escuela de Conflictos tiene la finalidad de que las mujeres se capaciten y ejerzan un rol político activo en los conflictos de sus comunidades con justicia de género es decir que sean tomadas en cuenta no solo en las movilizaciones sino también en las decisiones, que se tomen en cuenta sus derechos, necesidades ya que son ellas quienes enfrentan los impactos directos de la minería y que afecta a toda la familia y a la comunidad, a la vez se está trabajando en ampliar la visión de los hombres en comprender los conflictos como una oportunidad para el ejercicio de los derechos de la comunidad" menciono coordinadora de la Escuela Ing. Angela Cuenca del Colectivo CASA.

La escuela de conflictos es impulsada por el colectivo CASA con el apoyo de Conexión Fondo de Emancipación. El Segundo modulo se llevara adelante el mes de junio en la ciudad de Cochabamba.

GUARDERIA PARA LAS PARTICIPANTES

En su afán de garantizar la atención y participación de las mujeres, se ha implementado una guardería con personal capacitado donde alrededor de 15 niños juegan y aprenden mientras sus mamás participan activamente de la escuela de conflictos.

"Es muy buena iniciativa que se ha tomado, porque para las mamas es difícil participar de cursos, con quien vamos a dejar a nuestros niños en el campo. En cambio ahora los dos días yo he estado en el curso tranquila porque mis hijos están en la guardería jugando, comiendo, riendo y eso es una alegría para mi" señalo una de las participantes al momento de evaluar la participación en el primer módulo.