PORCO EL MAYOR DESASTRE ECOLÓGICO

Nombre del Proyecto Minero:

Operación minera Porco - COMIBOL, Sociedad minera Illapa S.A.y Sinch'i Wayra (Glencore y Xtrata PLC Internacional - Suiza) con subarrendamientos con la Cooperativa Minera Porco Limitada y Huayna Porco.

Descripción del proyecto implicado

El cerro Porco comenzó a explotarse antes que el Cerro Rico de Potosí. Hace 49 años se consolidó el contrato de arrendamiento entre el Estado y la Empresa Minera Porco Ltda, la cual se convirtió posteriormente en Compañía Minera del Sur Sociedad Anónima. Tras la salida del depuesto presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, la Comsur pasó a manos de la suiza Glencor y que hace poco se ha fusionado con la suiza Xtrata.

La empresa Sinchi Wayra opera en un yacimiento de complejos de minerales, en especial plata y zinc que pertenece al Estado Boliviano y cuenta con subarrendamientos con la Cooperativa Minera Porco Limitada y Huayna Porco Limitada compartiendo los accesos del yacimiento minero descubierto en la época colonial. El yacimiento comprende tres cerros, Porco, Apo Porco y Huayna Porco.

Esta empresa es una de las primeras en emplear equipo computarizado en sus plantas de procesamiento (Ingenios), operado por 7 trabajadores, de la mina que continua siendo explotado pese a los bajos precios de los minerales.

La producción en operación de interior mina es de 1.400 Toneladas Métricas Brutas (TMB) de mineral complejo por día, que disminuyó de los 1.800 TMB en relación a gestiones pasadas, hecho atribuible a la reducción de personal.

La planta de tratamiento es de 1.800 Toneladas Métricas Húmedas (TMH), en el cual se tratan plata, plomo y zinc, con una ley de cabeza entre 6 a 7 por ciento de zinc. En el plomo entre 0.40 a 0.50, y la plata con una cabeza de ley de un décima marco.

La planta está compuesta por molinos sack, sistema de flotaciones y celdas de tratamiento de mineral de 500 metros cúbicos de mineral, cada uno para tratar argentifero, el plomo y zinc.

Del análisis de laboratorio del agua de la mina de Porco se evidenció el uso de varios reactivos químicos en sólo 24 horas de operación, como el sulfato de cobre, equivalente a 400 kilos, 300 kilos de xantato Z11, 200 kilos de Cianuro, 200 litros de Espumante, 50 kilos de floculante y 18 toneladas de cal. El producto procesado por día de zinc en Porco llega a 400 toneladas

Debido a la crisis minera que provocó la baja cotización de los minerales de la plata, plomo y zinc explotados, se determinó disminuir el número de trabajadores de 750 a 500.

Descripción del conflicto: (problemas y demandas).-

Los conflictos entre la comunidad y la empresa minera tienen dos connotaciones, por un lado el impacto ambiental que ha causado con el derrame del dique de colas y por otro lado la demanda de ingreso de comunarios a trabajar en la empresa.

La ruptura del dique de una mina de la Compañía Minera del Sur (Comsur), de la familia Sánchez de Lozada, provocó la expulsión de 235.000 toneladas de contaminantes, como arsénico y cianuro, en la quebrada del río Yana Machi y otros que desembocan en el Pilcomayo, cuyas aguas llegan a Paraguay y Argentina. El accidente, que fue calificado por expertos de la Universidad de Tarija como ''el mayor desastre ecológico en la historia del país''

Las operaciones de Porco además del incidente que impactó toda la cuenca producto de la ruptura del dique de colas, se constituye en la actualidad un gran contaminador de las aguas.

Prueba de ello: La comunidad Puca Puca no consume el agua del río al considerarla envenenada a pesar de ser esta cristalina. Sora Molino es otra de las comunidades afectadas, con un canal de riego que data de 1700, ahora se ve imposibilitada de utilizar el agua del río ya que está contaminado por los vertidos de Porco. Producto de la inutilización del riego, la migración ha sido una de las respuestas.

Visijsa recibe los vertidos de Porco pero además de Colquechaquita y de San Lorenzo, como resultado de tal contaminación, esta comunidad ha sufrido un reasentamiento involuntario. Testimonian el mismo el pueblo abandonado y la actual ocupación de la comunidad en otro lugar aunque cercano pero en condiciones igual de hostiles. Es necesario hacer notar que éste reasentamiento involuntario fue producto de la mala calidad de las aguas, y esta mala calidad es producto de las operaciones de Porco, Colquechaquita y San Lorenzo.

Inicio del daño:

El mayor daño se produce el año 1996 con la ruptura del dique de colas, llegando al río Pilcomayo.

Inicio del conflicto:

El conflicto inicia el 1996 con las fuertes denuncias y acciones desde los diversos actores sociales.

Ubicación:

Porco es una localidad que pertenece a la Tercera Sección Municipal de la Provincia de Antonio Quijarro, en el Departamento de Potosí. Porco está ubicado a 52 kilómetros al norte de la ciudad de Potosí, a 4400 metros sobre el nivel del mar,

Comunidades afectadas:

Jatun y Juchuy Ayllu Puca Puca , Viskacachani, Sora Molino, Rosario, Visijsa, Carma, Churcuita, Chillma, Ironchura, Toropalca, Topala, Sienega, comunidades de la cuenca del rio Pilcomayo.

Acciones realizadas:

El 29 de agosto del año 1996, cuando el dique de las minas de Porco de la Empresa COMSUR en Potosí, se rompió, lo que ocasionó el derrame de 235.000 toneladas de lodos tóxicos y de 180 residuos sólidos de plomo, arsénico y cianuro de sodio, y desde entonces la contaminación del Río Pilcomayo se convirtió para los medios nacionales e internacionales en el tema más recurrente al hablar de contaminación ambiental. Con su secuela de daños a la salud humana, fauna piscícola, ganadería, agricultura e incremento de la contaminación del río Pilcomayo, cuyas aguas cruzan a territorios de Argentina y Paraguay, dentro de la Cuenca del Plata

El mismo año 1996 grupos cívicos convocaron a una marcha ''en defensa de la vida y el medio ambiente'', y anunciaron que exigirán a la empresa Comsur que asuma el costo de los daños ocasionados a los cultivos que utilizan aguas del Pilcomayo para el riego.

En tanto, la Universidad estatal de Tarija elaboró un estudio técnico en el que denunció que el Pilcomayo está contaminado con arsénico por el accidente de la mina Porco y que esa sería la causa de la muerte de tres menores de edad que habrían bebido aguas y comido peces de ese río.

Y fue también en ese año en que la Cámara Regional Agropecuaria Chuquisaca (CRACH) entabló la primera demanda o juicio ecológico a la entidad propietaria COMSUR, por no haber tomado las previsiones necesarias del caso.

El proceso titulado "Tarija contra COMSUR", que llevó 6 años de duración, el año 2002 en vísperas de la sentencia, Gonzalo Sanchez de Lozada inició su segundo mandato presidencial (6-8-02) y, como es obvio, posesionó a un nuevo Prefecto tarijeño, quien no activó el juicio a fin de que concluya por "perención de instancia" (abandono de la parte demandante).

La "perención de instancia" fue decretada por la juez Consuelo Chacón, el 15 de octubre de 2002, cuya decisión ha sido apelada ante la Corte Superior de La Paz. En síntesis, las acciones dilatorias de la COMSUR, destinadas a no pagar indemnización alguna a los departamentos afectados, dieron resultado, pese a que la demanda está basada en normas jurídicas precisas.

COMSUR resolvió el problema obsequiando algunas herramientas, medicamentos y cemento a las comunidades afectadas. Consiguió, inclusive, un informe del consultor ambiental, Agustín Cárdenas Revilla, quien afirmó que un año después del siniestro las aguas del río Tumusla (también contaminado) "han comenzado a mejorar bastante" (octubre de 1997)

En octubre del 2006 comunarios de Porco y alrededores procedieron a bloquear los caminos de la zona y amenazaron con tomar la mina exigiendo que la Empresa Sinchi Wayra les otorgue áreas de trabajo.

El conflicto se soluciona acordando que "la Cooperativa Minera Porco Ltda. manifieste su compromiso de acoger en su seno a 15 personas asignándoles parajes de acuerdo a su disponibilidad". También se acordó que esa cooperativa se compromete a "acoger en su seno a cinco personas asignándoles parajes de acuerdo a su disponibilidad". Por su parte, la empresa Sinchi Wayra se ofreció a "dotar empleo excepcionalmente en forma inmediata para 20 personas desempleadas ampliando el límite de edad de 30 a 40 años".

En septiembre de 2012 las autoridades originarias de la localidad de Porco, provincia Antonio Quijarro de Potosí, se declararon en estado de emergencia porque el gobierno, representado en la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), no atiende sus demandas. Ellos exigen el 15 por ciento de ganancias por la explotación de minerales en ese centro mineros y rechazan el 5 por ciento propuesto por la Comibol.

Los comunarios de Porco retuvieron por varias horas a tres funcionarios de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) demandando una participación del 15 por ciento en el contrato de riesgo compartido firmado hace poco entre la estatal minera y la filial boliviana de Glencore, Illapa SA.

Situación actual del conflicto:

Es un conflicto recurrente por el tema laboral, por el momento se espera la nueva ley minera. En cuanto al tema ambiental son permanentes las denuncias por los impactos en la salud de quienes viven en las riberas del Pilcomayo.

Suscripción al Boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas novedades del Colectivo CASA
Nombre:
Email:

Publicaciones para Descargar

Videos del Colectivo CASA

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.