IX CUMBRE DE LA RED NACIONAL DE MUJERES EN DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Desde la lucha anti minera, mujeres construyendo horizontes de Justicia Climática Feminista

Bienvenida y evaluación

La cumbre anual de la RENAMAT fue realizada desde el martes 27 al día viernes 30 de septiembre. En la visita al lago Titicaca, mas de 50 defensoras  articuladas en esta Red, inician su encuentro anual con un ritual de saludo a Mama Yaku, agradeciendo la oportunidad de reencontrarse con el lago Titicaca mediante una ofrenda. En ese momento también fue una entrega de regalitos para defensoras, el abrazo mutuo que simboliza en objetos que acompañan a las mujeres en sus bolsas y mantas que las abrigan.

La primera parte del encuentro fue organizada partir de un balance de las actividades realizadas para llegar juntas a este nuevo momento de encuentro, en la dinámica de relevos se reflejaron las acciones de cuidado del agua, huertos comunitarios, espacios de solidaridad e incidencia política. Cada una también ha compartido cómo es que llega a la Cumbre.

El momento de la evaluación se ha realizado una valoración de acuerdo al sentir de cada una de las hermanas que se sienten en el proceso de apropiación de la organización, divididas en tres grupos, han reflexionado sobre el nivel de liderazgo de cada una. Resaltamos la voz de las defensoras que rescatan la posibilidad de dirigir sus organizaciones locales, de posicionar las demandas de las mujeres, el haberse habilitado para llegar a ejercer cargos en sus comunidades.

Un segundo punto de la evaluación, involucra el proceso comunitario al que representa cada una, en el sentido en que la RENAMAT aporte a los procesos locales y cómo esto ha generado también un crecimiento de la Red.

Justicia climática y extractivismos  

La segunda jornada fue destinada a ligar los puntos de enlace entre la lucha contra el extractivismo minero y los impactos del cambio climático en las vidas y cuerpos de las mujeres. En ese sentido se ha trabajado un posicionamiento colectivo para comprender porqué es importante para las mujeres construir y exigir justicia climática, porqué nos separamos de posturas corporativas y no estamos de acuerdo con las falsas soluciones.

Para culminar con estas reflexiones políticas al interior de la Red, se realizó un acto simbólico que representa el SOS ante la emergencia climática que estamos viviendo. Poniendo la voz de las mujeres desde los territorios de resistencia. 

Planificación y futuro

Como parte de los horizontes soñados como articulación de mujeres, se realizó en la parte final de la cumbre, acciones de identificación de potencialidades de los liderazgos jóvenes pero también de las mujeres con mas  trayectoria que guían los procesos. Este ejercicio sirvió para trabajo en grupos, el espacio de formación fue destinado a posibles situaciones para la defensa en condiciones de consulta previa, libre e informada. Cada una de las hermanas representó un rol para llevar adelante la consulta con verdadera participación de las mujeres cuando la comunidad decide que la mina no va.

En la planificación colectiva se realizaron proyecciones para los tres meses restantes del año, entre campañas, trabajo productivo en los espacios colectivos, trabajos junto a sus comunidades enfocando tres ejes grandes como son:

  • Alternativas al extractivismo
  • Justicia climática para las mujeres
  • Justicia de género.

En una dinámica del chisme, se ha trabajado algunos puntos imprescindibles sobre el tema de la justicia climática y los significados para las mujeres. Por lo que este encuentro ha permitido aterrizar lo que sería justicia climática para los territorios y para las voces de cuidado y reproducción de vida de las mujeres.

Las mujeres defensoras de la Madre Tierra en esta Cumbre decidieron sumarse a la huelga climática global, denunciando las falsas soluciones y exigiendo verdaderas alternativas a la crisis.Video Huelga Climática GLOBAL

Finalizando este encuentro emotivo, también se realizaron acciones de autocuidado, de cuidado colectivo, de relajación, de juegos y de risas, recordando que la lucha también es alegría, también son momentos para compartir y también momentos de descanso.